Poda de limón

Poda de limón

Cuando podar limón

La poda de la planta de limón o de cualquier otro árbol es un tipo de intervención que tiene como objetivo no solo fortalecer su estructura, sino también gestionar correctamente su crecimiento y dar una forma regular a la planta. Además, a través de una buena técnica de corte, se favorece la correcta relación entre la cantidad de fruto y vegetación. En concreto, el limonero es uno de los árboles que hay que podar y necesitan una atención especial, especialmente en lo que respecta a la elección de la época del año en la que es preferible podar. Generalmente, el árbol florece en pleno invierno y justo antes del verano. Por tanto, da frutos tanto en los primeros meses del año como en el período de agosto o septiembre. En consecuencia, los mejores períodos para una poda adecuada se identifican durante los períodos de pausa entre sus dos flores, es decir, cuando no hay peligro de heladas, e inmediatamente después del período de su producción estival.


Cómo podar un limón joven

Para un buen crecimiento de la planta es muy importante saber distinguir la poda que se debe realizar en árboles jóvenes de la que se debe realizar en plantas más maduras, en el caso de una planta joven se debe realizar la llamada poda de entrenamiento, que tendrá como objetivo dar una forma más adecuada para cosechar sus frutos. Es necesario utilizar tijeras o cizallas y se deben eliminar aquellas ramas que estén rotas o secas, así como las ramas que tienden hacia abajo o hacia arriba, siempre de forma desproporcionada. Cuando el árbol sea joven reaccionará a este corte produciendo una vegetación rica y floreciente y se preparará para una aceleración de la producción de sus frutos Al cortar hay que tener cuidado con los chupones. Son esas ramas estériles y largas hacia arriba que brotan más allá del perímetro normal de la copa de la planta. Estos chupones crean un problema debido a la energía extraída de la planta que impide una penetración óptima de la luz solar. Estos chupones deben eliminarse siempre, incluso en la época en que la planta está en flor, pero evitando tocar aquellas ramas que sean productivas.

  • Cuando podar rosas

    Las tijeras son la herramienta imprescindible para una buena poda. Afilados y bien limpios, se utilizan para cortar los brotes, haciendo una incisión unos 5 milímetros por encima de un cogollo, manteniendo ...
  • Cortacésped robot Husqvarna

    Todos los robots cortacésped funcionan en terreno llano, muchos incluso en pendientes, pero ¿cuántos lo hacen con pendientes del 45% y garantizando un resultado óptimo? Ciertamente el Husqvarna Automower®, pero eso no es suficiente: para c ...
  • Poda la lavanda

    La lavanda es una planta aromática de origen mediterráneo, que por ello vive también en estado salvaje en nuestro país, especialmente en las zonas costeras, caracterizadas por inviernos suaves. Son plantas roba ...
  • Cuando podar lavanda

    Ya sea que tenga un jardín con muchas plantas o lo cultive en macetas, saber cuándo podar la lavanda es esencial para permitir un crecimiento equilibrado de las plantas. El mejor momento para ...

Cómo cortar una planta madura

Los limoneros que son más viejos, incluso más allá de los veinte años, por otro lado, necesitan ser podados con un criterio diferente, es decir, necesitan la llamada poda de producción. Esta técnica tiene como objetivo facilitar el aumento de la cantidad de frutos producidos por la planta. De hecho, el limón produce sus frutos solo en las ramas que han crecido en el año anterior, que absolutamente no se deben tocar en este tipo de corte. También hay que prestar atención a las plantas de limón que son bastante antiguas. Estos deben podarse con mucha precaución, tratando de acortar aquellas ramas que en el pasado ya han producido sus limones, quitando en su lugar aquellas ramas que sean demasiado pequeñas o secas. Además, se debe prestar atención a la operación de succión que concierne a las ramas que son se desarrollan en la base de la planta o partiendo del tronco, que se denominan chupones. Estos absorben recursos y pueden reducir la producción de frutas. Cualquier herida en la planta para cortar debe cubrirse con una masilla especial, para facilitar la curación adecuada.


Poda de limón: Criterios de poda

La planta, como todo ser vivo, tiene un ritmo natural para su desarrollo y cada vez que decidas realizar una operación de poda, es absolutamente imprescindible intentar limitarte a las realmente necesarias. Es necesario intervenir para permitir que la planta se desarrolle de manera ordenada también para tener una producción de frutos en las ramas que son iluminadas y calentadas por el sol. Gracias a una técnica astuta, la planta podrá crecer armoniosa y fuerte y podrá dar más frutos, dando frutos grandes y jugosos. Además de un buen rendimiento y un mejor aspecto estético, el limón con el corte también estará curado o al menos preservado de enfermedades. De hecho, si la planta es demasiado grande, la mejor forma de combatir las enfermedades es podar. Es necesario intervenir con una técnica adecuada para evitar que la enfermedad se propague en las rutas de la savia: por tanto, es necesario matar las ramas en crecimiento ya que el limón no da fruto en las mismas ramas sino en las nuevas.


Vídeo: Podas de crecimiento en limón Tahití